“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.” Involucrar como herramienta de fidelización.

Posted on Actualizado enn

Imagen

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”. Involucrar como herramienta de fidelización.

    Aludimos al lema del que parte nuestro proyecto para introducir otra necesidad; el éxito ya no es estar presente en ese mundo global del que tanto se habla, el éxito es saber cómo, y ese saber cómo conlleva conseguir involucrar a los demás.

    La percepción de clientes y usuarios ya no sólo depende de la excelencia del servicio. Ahora se requiere ser capaz de crear un VÍNCULO. Sólo aquel que consiga comunicar un mensaje que aporte valor real al público logrará el éxito. Esta es la realidad.

    Tradicionalmente, el sector jurídico se ha basado en la labor de un abogado que trabajaba su marca personal hasta convertirse en referencia y, gracias a ella, lograba negocio. Ahora, la evolución de los bufetes debe conllevar la creación de una marca. Marca corporativa que debe convivir en todo caso con la marca personal de cada empleado. El por qué es sencillo. Los letrados siguen siendo los que establecen la primera y más directa relación con el entorno interesado, pero los valores que transmita serán íntimamente asociados con los atributos de la firma. Por ello se muestra necesario que la suma de todos los activos personales responda a una misma cultura organizativa siendo así imprescindible que exista una planificación previa.

     Las nuevas herramientas de comunicación permiten ligar al cliente con los valores de la firma de una manera no antes vista. Pueden ser un gran aliado y por ello los despachos deben situarse ante sus competidores en idénticas condiciones ante la necesidad primordial; captar clientes y fidelizarlos.

    Como decíamos el éxito ya no es estar, sino saber cómo y dónde. Aquí radica la predilección por las redes sociales. El que no tiene presencia en ellas, queda relegado a un segundo plano y en mayor medida queda, a ojos del consumidor, desvinculado de la realidad.

   Las ventajas que el Marketing ofrece en este punto son claras; de un lado ofrecer una conexión bidereccional con el cliente, lo cual puede permitir conocer el feedback de quienes reciben el servicio. Útil para mejorarlo. Por otro es una clara fuente de Networking.

     Como decíamos con la cita de Benjamin Franklin, el cliente que recibe un mensaje que aporta valor a la comunidad queda conectado e involucrado y eso posibilita la fidelización del mismo. Un cliente satisfecho e involucrado con los valores de la firma es un cliente duradero. Y un CLIENTE DURADERO es a día de hoy; un milagro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s