Día: 7 septiembre, 2013

“Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo.” El Marketing en el ámbito de la asesoría legal.

Posted on Actualizado enn

Unknown-1

“Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo.” El Marketing en el ámbito de la asesoría legal.

    En los últimos años los bufetes de abogados han evolucionado hasta convertirse en corporaciones de servicios jurídicos. Ello ha conllevado nuevos requerimientos profesionales y nuevas técnicas de desarrollo puestas a su servicio para superar la dura competencia que se produce en el sector. Se busca y se trata de establecer un nuevo perfil de la abogacía que, con la ayuda del Marketing, provoque un buen desarrollo del negocio.

    El ejercicio profesional de nuestros días ya no pone el acento como antaño en las capacidades legales de sus trabajadores. O no tanto. Los conocimientos jurídicos nunca jamás quedarán relegados, son necesarios para un perfecto asesoramiento del cliente. Sin embargo, la realidad diaria obliga a los abogados (y lo hará con mayor virulencia en el futuro) a convertirse en “generadores de negocio”.

    Alusión que no debe ser mal interpretada. Y explicamos su por qué. La capacidad de generar negocio ha sido y será requisito indispensable de subsistencia de cualquier empresa. Sin ella, los recursos económicos no aparecen. Pues bien, esa generación no ha desaparecido, simplemente ha cambiado. La profesionalización del sector, lo cual no quiere conllevar que antes no fuera profesional, desemboca necesariamente en la revisión de todas y cada una de las distintas funciones que se desarrollan dentro de un despacho. La generación de clientes anteriormente entendida; encargada única y exclusivamente al socio que de manera personal hacía las veces de una especie de socio-comercial , queda relegada por los nuevos acontecimientos a la necesidad de instaurar un verdadero departamento dentro de la estructura organizacional que promueva y fomente las relaciones comerciales.

    Esa necesidad, mal entendida por algunos, no queda relegada en ningún caso tan sólo a los grandes bufetes. No importa el tamaño de la estructura, el abogado vive, vivió y vivirá de sus asuntos. No hay mayor verdad que esta, por ello, la revolución en la concepción sobre la actitud comercial de los despachos se muestra del todo necesaria.

   Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo decía Albert Einstein. Es momento de cambio en el sector legal.

Anuncios